19.3.09

Practica diaria



El gran maestro vietnamita, THICH NHAT HANH poeta e incansable trabajador por la paz mundial, nos regala sus enseñanzas . Nos llama a vivir atentos en nuestra vida cotidiana, a estar con plena presencia mental en cada uno de nuestros actos. Al tomar el primer mate,al usar el baño, al lavarme los dientes, en la ducha, mientras me preparo para salir de casa, mientras espero el colectivo para ir al trabajo, al comer,al limpiar la mesa , al tirar la basura .... Y así ... todo el día tenemos a nuestro gran maestro interno que nos acompaña, la luz de la Conciencia esperando la brecha para manifestarse en el momento presente . Abramos la puerta de nuestro ser y tengamos un dia lleno de Conciencia !!!!! y llevemos nuestro amor a todos los que estan a nuestro lado ...y juntos embellecemos nuestro dia.

PRACTICANDO TODO EL DÍA

RESPIRACION CONSCIENTE
Inspirar conscientemente es saber que el aire está entrando en tu cuerpo y espirar conscientemente es saber que tu cuerpo está renovando el aire. De este modo estás en contacto con el aire y con tu cuerpo y porque tu mente está atenta a todo ello, tú también estás en contacto con tu mente, simplemente de este modo. Se necesita una sola respiración consciente para volver a tomar contacto contigo mismo y todo lo que te rodea, y tres respiraciones conscientes para mantener ese contacto.


VOLVER A CASA
La campana, el teléfono y las agujas del reloj, son todos sonidos maravillosos para ayudarte en la práctica. Cuando los escuchas puedes para lo que estés haciendo y al mismo tiempo, puedes parar de hablar e incluso dejar de pensar. Simplemente vuelves a tu hogar, que es el momento presente. Disfrutar de tres respiraciones es el mejor modo de escuchar estos maravillosos sonidos. Puedes sonreír también, tu práctica no es tan solemne.


CAMINAR
Cuando no te encuentras de pie, sentado o echado, estas yendo ¿Pero hacía dónde vas?.Ya has llegado. Con cada paso puedes llegar al momento presente, puedes caminar en la tierra pura o el reino de Dios. Cuando camines de un extremo de la habitación a otro edificio, sé consciente del contacto de tu pie con la tierra y sé consciente del contacto del aire que entra en tu cuerpo. Puede ser de utilidad descubrir cuántos pasos puedes dar con comodidad en cada inspiración y cuántos en cada expiración. Cuando inspiras puedes decir “dentro”, cuando expiras puedes decir “fuera”. Entonces estás practicando meditación caminando durante todo el día. Es una práctica que es posible en cada momento y de este modo tiene el poder de transformar nuestra vida cotidiana. Alguien que camina conscientemente es una campana de plena conciencia para cualquiera que lo vea.

THICH NHAT HANH

No hay comentarios:

Publicar un comentario